Devastado por la muerte de su rata mascota, Pepeijn Bruins, de 13 años de edad, decidió hacer algo realmente especial para su amigo peludo. Pepeijn pidió la ayuda de los inventores holandeses Arjen Beltman y Bart Jansen. Pronto, Ratjetoe (así se llamaba el animal), se convirtió en la primera rata voladora del mundo.

Bart y Arjen tienen un talento especial para hacer volar los animales muertos; pues entre otros de sus raros inventos nos podemos encontrar una avestruz voladora e incluso un gato convertido en helicóptero.

Esta rata voladora, tiene tres hélices y un pequeño chip de computadora que recibe las instrucciones de un controlador a distancia.

Video original