Si pensamos en la imagen de Cristo probablemente se nos venga a  la mente el Cristo de “La última cena” de Leonardo Da Vinci o la imagen del manto sagrado, además de las muchas interpretaciones vistas en las películas; pero se han preguntado cómo veían a Cristo hace más de 1700 años. Esta semana se reveló un gran hallazgo religioso y arqueológico;  todo sucedió en el yacimiento arqueológico de la ciudad romana Cástulo, ubicada en España, ahí un grupo de arqueólogos comandados por  Marcelo Castro, encontraron una serie de pedazos de vidrio, que al ser unidos daba la imagen de Cristo junto a la 2 apóstoles.

Los fragmentos de vidrio unidos datan de mediados del siglo IV, época del emperador romano Constantino I (306-337), quien legalizó la religión cristiana. Según los expertos  trata de un recipiente religioso para llevar ostia, podría haber sido fabricado en Italia, Grecia o España. Tiene 20 cms de diámetro y unos 4 cms de profundidad, se encuentra en 80% y tiene la imagen de Cristo con el cabello corto y rizado, sin barba, llevando en una mano la cruz y en la otra una biblia, de rodillas se encuentran 2 apóstoles que podrían ser Pedro y Pablo. Los expertos aseguran que se trata de la imagen de Cristo más antigua del mundo.

imagen-de-cristo